Händlerlinks
Mínima intervención
¿Andamios? ¿Trasladar a los inquilinos? ¿Proteger el mobiliario? Nada de esto hace falta. Renovación de ventanas más sencilla gracias a un sistema de montaje innovador.
Mínima intervención
La rehabilitación energética de los edificios en Europa es un tema de gran importancia. La tasa anual de renovación de ventanas es, actualmente, de sólo el 1%. Por lo tanto, tenemos que ir más rápido. Para ello hacen falta métodos innovadores e inteligentes, como el sistema Finstral con marco de renovación, que simplifica mucho la renovación de las ventanas anticuadas. Prueba de ello son las 1.359 ventanas que han sido sustituidas en este proyecto de renovación a las afueras de Erfurt (Alemania).

Fotos Erik Mosoni

Es uno de esos días de otoño húmedos y fríos que uno prefiere estar detrás de la ventana. En la urbanización de “Plattenbau”, entre los cuarteles y las parcelas de huertos a las afueras de Erfurt, reina la calma. Delante de los tres bloques de viviendas de los años setenta hay contenedores de obra de Finstral. Son el único indicio de la gran renovación que estaba en marcha desde el verano, consistente en la renovación de más de 1300 ventanas de 144 viviendas en alquiler. Y eso con solo seis montadores en unos tres meses.

La renovación tradicional de ventanas de grandes inmuebles es compleja a nivel organizativo. Hay que colocar andamios y contenedores de escombros, hay que vaciar temporalmente viviendas y oficinas, agrupar el mobiliario en el centro de las habitaciones y protegerlos de la suciedad y el polvo con lonas. Después, retirar por completo los viejos marcos y repisas del muro existente, antes de colocar y enlucir las nuevas ventanas. Y por último, las tareas de pintura y limpieza. Si durante la fase de obra no se daña nada, los trabajos de renovación transcurren sin problemas. Hasta aquí la teoría. Pero la realidad suele ser otra. Además, la reestructuración de edificios existentes requiere mucho tiempo. Sustituir una media de siete a nueve ventanas en un piso lleva todo un día. Esto implica ruidos y suciedad, y además los edificios se pasan semanas con los andamios. Por muy tentadora que sea la perspectiva de tener nuevas ventanas, el camino hasta allí es para los inquilinos, los administradores, los propietarios y también para los promotores y montadores, ante todo, laborioso.

En la obra de Erfurt se eligió un camino diferente. En la segunda planta del edificio, seis montadores entran en el piso de tres habitaciones de una pareja que vive allí desde hace cuarenta años. Tienen que sustituir nueve ventanas. PVC blanco con foros de ventilación en el marco inferior y vidrio doble aislante sin capa bajo emisiva. Los inquilinos han quitado las cortinas y los objetos del alféizar, más preparativos no eran necesarios. Los montadores colocan rápidamente una tela de protección y descuelgan las hojas de las ventanas antiguas, que son retiradas por el balcón con una plataforma elevadora móvil. ¿El andamio? No hace falta.

En pocos pasos, los montadores limpian el marco antiguo y le quitan las juntas y los herrajes. Entra aire fresco y a ratos suena el destornillador eléctrico: de poco más se enteran los inquilinos en la habitación de al lado. Luego, las nuevas ventanas se cargan en la plataforma elevadora y se meten en la habitación, donde están colocando las cintas expansivas de estanqueidad y los calzos para la distribución de la carga en el marco antiguo. A continuación, desde el interior se colocan los nuevos marcos superponiéndose a los antiguos y se atornillan; posteriormente las nuevas hojas con marco oculto se colocan y se ajustan. Ya está, la renovación está lista.

Mientras los compañeros enrollan el rollo de la tela de protección, el jefe de montaje explica al matrimonio cómo se utilizan las nuevas ventanas. Dos horas y media después, los montadores salen del piso. Se ha realizado completamente la renovación sin obras de albañilería; no han producido ni suciedad ni ruidos. “Ha sido como si un instalador hubiera traído y conectado la nueva lavadora”, constata la inquilina. Y añade que los vecinos ya le habían contado que la renovación transcurría de forma sorprendentemente rápida, limpia y silenciosa.

A nivel estético, las nuevas ventanas de PVC apenas se diferencian de las antiguas. Pero el triple vidrio aislante mejora el valor de aislamiento de la vivienda notablemente, de 3,0 W/m²K a 0,6. Los modernos aireadores para las ventanas garantizan un intercambio de aire constante sin corrientes indeseadas y evitan que se condense agua por el lado interior, como pasaba con las ventanas antiguas. Las ventanas del lado sur tienen un vidrio de protección solar ligero, para que las habitaciones no se calienten tan rápido en verano. Y, por supuesto, todas las ventanas están equipadas con cierres de seguridad de alta calidad, que dificultan notablemente los robos.

Para la propietaria de la urbanización, la Bundesanstalt für Immobilienaufgaben (BImA), el sencillo sistema de renovación fue el factor decisivo para decidirse por la oferta del Finstral Partner, Gebrüder Allendorf. “Las ventanas Finstral son sin duda de alta calidad, aunque otros fabricantes también ofrecen una calidad semejante”, afirma Birgit Heese, directora en Erfurt del sector Vivienda en el área regional Este. “Para nosotros, la diferencia ha sido el montaje con marco de renovación por el interior, porque este método permite organizar la obra más eficientemente con un esfuerzo mucho menor.”
Mínima intervención
Siempre un diseño uniforme A nivel estético, las nuevas ventanas de PVC apenas se diferencian de las antiguas.
Mínima intervención
Antes de la renovación...
Mínima intervención
… tras la renovación: el aspecto de las ventanas no ha cambiado.
Mínima intervención
Sin complicaciones La renovación de una ventana dura menos de 30 minutos.
Timo Sachse, responsable técnico de Ventas Finstral en Alemania: “Hemos renovado de forma profesional más de 1300 ventanas en tres meses con seis montadores. Esto es de cuatro a seis veces más rápido que una renovación de ventanas realizada de manera convencional.” Menos esfuerzo, menos personal, menos tiempo... para muchos propietarios de inmuebles, el montaje con marco de renovación por el interior suena en un principio increíble. Pero Finstral lleva años trabajando con este sistema de montaje y cuenta con numerosas obras de reestructuraciones hechas así con éxito. Y cada vez son más. A TimoSachse no le sorprende. “Si queremos acelerar el proceso de rehabilitación energética y llevar a cabo la tarea de renovación pendiente en Europa a pesar de la escasez de mano de obra especializada, necesitamos más métodos innovadores como este.”

Los inmuebles ya construidos son responsables de aproximadamente el 40 por ciento del consumo de energía en Europa. Esto convierte la renovación energética de edificios en uno de los desafíos más importantes en el camino hacia un futuro climáticamente neutral. Solo con la renovación ya se podría reducir entre un cinco o seis por ciento el consumo de energía de los edificios existentes en la Unión Europea. Estas son las cifras oficiales. Sin embargo, en los últimos años se ha renovado un promedio inferior al uno por ciento de los edificios nacionales. Solo en Alemania, de acuerdo con los cálculos de la asociación Fenster + Fassade (VFF), hay 235 millones de ventanas con un valor de transmitancia térmica superior a Uw 2,4 W/m²K. Si se cambiaran todas, se podrían ahorrar cada año unos 53 mil millones de kilovatios de energía y unos 12,3 millones de toneladas de CO2. Y la renovación de ventanas también merece la pena desde el punto de vista económico: en kilovatios hora, el ahorro de energía mediante la renovación, por regla general, se halla por debajo del precio actual de la energía. Los programas de subvención estatal de muchos países europeos que la rehabilitación energética sea una opción aún más atractiva. Y con el montajecon marco de renovación por el interior, Finstral ofrece una solución rápida para renovar las ventanas de PVC y aluminio de los años 70, 80 y 90, que permite superar en gran medida este titánico reto con mayor rapidez.

El montaje con marco de renovación por el interior de Finstral

Nada de ruido, nada de suciedad, nada de andamios. El montaje con marco de renovación por el interior simplifica y acelera la renovación de las ventanas de PVC y aluminio de los años 1970, 1980 y 1990. Como el marco antiguo de la ventana ni se arranca ni se recorta, no hay que desmontar la capa aislante térmica o los revestimientos de la fachada existentes. La conexión a obra se conserva y la superficie de vidrio no se modifica, por lo que no hay pérdida de luz. La hoja Nova-line con marco oculto presenta una solución totalmente de vidrio en el exterior, mientras que por el interior se recubre completamente el marco antiguo. Está disponible en diferentes materiales: PVC, aluminio, madera y ForRes.

Ficha técnica del proyecto: renovación de ventanas

  • Proyecto: 3 edificios plurifamiliares de tres plantas con 144 viviendas en total
  • Encargo: Renovación de 1359 ventanas
  • Lugar: Erfurt, Alemania
  • Año de construcción: 1972 (las ventanas se cambiaron por última vez en 1990)
  • Año de reestructuración: 2021
  • Finstral Partner: Gebrüder Allendorf, gebr-allendorf.de
  • Duración de la renovación: 3 meses
  • Team: 6 montadores
  • Ventanas Finstral: FIN-Window Nova-line 77 PVC-PVC, exterior e interior color 01 blanco extraliso, aireador pasivo PassiveVent Mini, vidrio de protección solar ligero Mediterran 3 en la parte sur
Mínima intervención
Sin suciedad ni andamios A pesar de los tres meses de obras de renovación, apenas es visible la obra.
Mínima intervención
Conexión a obra
1 El marco de la ventana antigua y la conexión a obra se conservan.
2 Del marco de la ventana antigua se quitan las juntas y los herrajes. Tras la limpieza se colocan las cinta expansivas y de de sellado.
3 El marco de la ventana se recubre completamente por el interior con el marco de renovación.
4 Desde el exterior, el nuevo marco de la ventana tiene el mismo aspecto que el antiguo marco de la hoja.
5 El nuevo perfil de la hoja tiene la estética Nova-line toda de vidrio.

El montaje con marco de renovación por el interior de Finstral es un sistema de montaje certificado por el Institut für Fenstertechnik Rosenheim (ift).
¿Está interesado en continuar con la lectura de nuestros artículos?
Descubra más aquí.
Oda a la normalidad
Oda a la normalidad
Oda a la normalidad
El mundo de la arquitectura belga lleva años entusiasmando con extraordinarios edificios cotidianos sin estridencias. ¿Casualidad o actitud?
Framing Light.
Framing Light.
Pensar en la luz y tener ideas brillantes: quien construye tiene que poder hacer ambas cosas. Ocho preguntas a arquitectos de toda Europa.