Händlerlinks
La Renovación renovada.
La Renovación renovada.
Rápida y de calidad. La renovación de ventanas mediante el montaje con marco de renovación ahorra tiempo, dinero y respeta el medioambiente. 
La sustitución de ventanas con marco de renovación por el interior es más silenciosa, más rápida, menos complicada y más económica. Gracias a la innovadora hoja Nova-line, Finstral permite una renovación de ventanas menos invasiva, conservando la estructura existente y reduciendo tiempo y costes de personal.

Texto: Anna Thaler
Foto: Erik Mosoni

En el domicilio Alten Postweg 101 se está realizando una renovación. Pero no se ve a simple vista, puesto que no hay andamios por ninguna parte. No se levanta polvo. No se oyen ruidos ni circula maquinaria pesada. Todo lo que uno percibe de esta gran obra en Augsburgo son las barreras rojiblancas que delimitan un área de asfalto de solo cinco metros cuadrados. Quien mira desde aquí hacia arriba, ve 16 plantas que hoy albergan un bufete de abogados, una agencia de viajes, la Escuela de Técnica de Augsburgo, aulas de la universidad y numerosos otros puestos de trabajo. Y también ve 901 grandes ventanas de aluminio de color gris. Hoy, este edificio erigido en 1974 es un moderno testigo atemporal de una época en la que los teléfonos aún tenían disco de marcar.

Y, como muchas de los 300 millones de ventanas que se montaron en Alemania en los años 1990, las ventanas de este edificio ya no cumplen los estándares actuales. Las expectativas han cambiado demasiado a lo largo de las décadas. Las exigencias de los propietarios e inquilinos en cuanto a funcionalidad, aislamiento y estabilidad han incrementado, y los promotores de obras y arquitectos dan más importancia a la estética. Lo que, sin embargo, no ha cambiado es la manera de montar las ventanas. Eso se sigue haciendo como hace 50 años.

Conservar la estructura del edificio

Timo Sachse, responsable técnico de Finstral para Alemania, sabe cómo se puede hacer de otra manera. Hace algo más de año y medio que participó en el desarrollo del sistema de montaje con marco de renovación por el interior. «¿Porqué tirar componentes valiosos si realmente solo una parte concreta del edificio ha quedado obsoleta? », pensó en aquel entonces y, junto con su equipo, encontró una manera de utilizar el marco de la ventana existente como una especie de premarco para la nueva ventana. Solo se quitan la hoja antigua y los herrajes para, a continuación, introducir sobre el marco existente un nuevo perfil desde la parte de dentro. El elemento decisivo para este proceso de montaje es Nova-line, la hoja Finstral con vidrio que recubre el marco por el lado exterior. De este modo, el marco de a ventana se duplica por el interior para permitir un aislamiento y una funcionalidad acordes con los tiempos, pero el contorno exterior se mantiene gracias a la hoja oculta y, por tanto, no se altera el aspecto del edificio. El montaje tiene lugar exclusivamente desde el interior y así se puede conservar la fachada de 46 años. Mediante el método tradicional para cambiar ventanas hubiera habido que demolerla y volverla a construir.

También la ubicación aislada del edificio, no hay ningún otro edificio alto alrededor, supone un desafío para la renovación, ya que las plantas altas están sometidas, con frecuencia, a fuertes rachas de vientos e intensa radiación solar. «Las hojas de las ventanas tienen metro y medio de ancho y casi dos metros de alto. Cuando hacía viento, los inquilinos tenían dificultades para abrirlas, por no hablar del espacio que ocupaban. Y, en verano, el edificio se calentaba demasiado, así que había gente que colgaba sábanas para protegerse», cuenta Timo Sachse. La solución de Finstral consistió en utilizar ventanas de dos hojas fáciles de manejar en vez de las enormes ventanas de tres metros cuadrados. Con Nova-line en su variante con batiente central de vidrio, desde fuera se sigue viendo una superficie de vidrio continua, manteniendo el aspecto original de la fachada. Desde el interior se pueden maniobrar las ventanas con mayor facilidad y, también, abrirlas de manera abatible. Del sol les protege ahora una veneciana colocada entre la hoja combinada para que no se deteriore. Además, el aislamiento acústico ha mejorado tras el cambio de ventanas de 27 dB a 44 dB, el aislamiento térmico se ha incluso cuadruplicado de aproximadamente Uw 4,0 a Uw 1,2 W/m2K. A pesar del equipamiento de alta calidad, Finstral ha podido llevar a cabo la renovación por un precio notablemente inferior que el presupuestado por la competencia para un cambio con simples ventanas estándares. Por supuesto. Se ahorra en andamios, en alojamiento temporal para los inquilinos, en trabajos de albañilería y pintura y en tiempo de montaje. «Nos preocupaba mucho cómo iría la renovación de ventanas», cuenta Kerstin Vogler, encargada de la administración del edifico. «Y nos alivió mucho comprobar que no hubo absolutamente ningún problema. Pudimos cambiar todas las ventanas sin interrumpir la actividad normal y los inquilinos permanecieron en sus casas. Los propios inquilinos están entusiasmados: la insonorización es mucho mejor, ahora no se oye nada con las ventanas cerradas, aunque estamos al lado de una calle principal con mucho tráfico».

Ahorrar tiempo y personal

16 plantas, 901 ventanas, cuatro meses: a veces hay cinco montadores en el edificio, otras veces seis. Cada día cambian entre 12 y 16 ventanas, cinco días a la semana, cuando hay que darse prisa, a veces también los sábados. El montaje en cada habitación dura como mucho medio día. Y los montadores son de lo más flexibles: ¿Qué el viento y el clima dificultan el trabajo en un lado del edificio? Entonces sencillamente se van al otro. Para el montaje en las aulas y las oficinas se aprovechan las vacaciones. «Estamos siempre allí donde se nos necesita y donde les viene bien a los inquilinos», cuenta Timo Sachse. «Esa flexibilidad es uno de los motivos por los que nuestro método de renovación ahorra tiempo y hace que no surjan complicaciones».

El principio del montaje con marco de renovación por el interior va a revolucionar la renovación de ventanas. De eso está seguro Timo Sachse. ¿Por qué? Porque todos se benefician de ello: el promotor de la obra ahorra dinero y tiempo, sin renunciar a nada en calidad, como es habitual en otros casos. Los inquilinos porque no tienen que abandonar sus oficinas ni viviendas. Y el medioambiente porque se conserva la estructura del edificio ya existente. En el caso del edificio de Augsburgo, se evitó una gran cantidadde escombros de la fachada con cientos de toneladas de acero y aluminio.
La Renovación renovada.
  • 1 El marco de la ventana antigua y la conexión a obra se conservan.
  • 2 El marco de la ventana se recubre por el interior con el marco de renovación.
  • 3 Desde el exterior, el nuevo marco de ventana tiene el mismo aspecto que el antiguo marco de la hoja.
  • 4 El nuevo perfil de la hoja tiene la estética Nova-line a todo vidrio.
  • 5 En la hoja combinada se ha integrado una veneciana en el interior.
  • 6 La ejecución con batiente central de vidrio facilita el confort de uso de la ventana, sin modificar el aspecto exterior.
  • 7 El revestimiento de la fachada no se tiene que desmontar, ya que el montaje se realiza desde el interior.

El montaje con marco de renovación por el interior de Finstral es un procedimiento certificado por el Institut für Fenstertechnik Rosenheim (ift).
La Renovación renovada.
Una casa, muchas ventanas: uno de los grandes desafíos del encargo de renovación en Augsburgo era la conservación de las características del aspecto de la fachada. Gracias a la hoja Nova-line con marco ocultoy estética todo vidrio, con batiente central de vidrio, la fachada del edificio se ha mantenido estéticamente (izquierda: antes de la renovación, derecha: después de la renovación).
La Renovación renovada.
La Renovación renovada.
En el edificio Glöggler en Augsburgo se renovaron 901 ventanas en 4 meses.
¿Está interesado en continuar con la lectura de nuestros artículos?
Descubra más aquí.