El material de nuestras vidas.
Breve viaje por el mundo del PVC.
El material de nuestras vidas.
Empecemos con un experimento. Nada complicado: lo único que necesita es un poco de tiempo e imaginación. Deténgase un momento y mire a su alrededor. Ahora, con una varita mágica - ipluf! - haga desaparecer todo lo que esté hecho o contenga plástico a su alrededor.

Puede que lo primero que se desvanezca sea su botella de agua hecha de PET. Después desaparecerá el bolígrafo. Le seguirán diversos objetos del hogar: desde la pantalla de la lámpara hasta la valiosa colección de discos de vinilo. Ahora le toca el turno a los dispositivos tecnológicos: el televisor, el portátil, el teléfono y, sí, también su móvil, tienen que desaparecer. Quizás se sienta un tanto desnudo/a. Ese es un buen término, puesto que, en ese preciso instante, la mezcla de fibra sintética de la que suele estar hecha su camisa, su pantalón o incluso la lencería más cara se desintegra. ¿Se ha despeinado? Parece que ha desaparecido la goma de pelo que le mantenía el pelo recogido. Y antes de que acabe en el suelo sin la silla de su escritorio, mejor finalizamos este experimento.
El material de nuestras vidas.
El material de nuestras vidas.
Material sintético. Amor verdadero.Hace unos 50 años que se encendió la chispa. Probablemente en el momento en el que en Finstral dejamos que el insignificante granulado blanco se deslizara entre nuestros dedos... a más tardar, cuando pudimos contemplar el primer marco hecho con PVC. Tenía justo la forma que habíamos imaginado. Y reunía las propiedades de ser aislante y estable. En resumen: ¡protege, dura y gusta! Por eso, el PVC no puede faltar en ninguna de nuestras ventanas - el corazón de Finstral late siempre por el PVC. Hay muchos buenos motivos a favor del PVC, aquí tiene los siete principales.

1 Divertido de trabajar.El PVC es un material fácil de trabajar. Como todos los polímeros termoplásticos se derrite como la mantequilla con el calor, lo cual hace que sea fácil de doblar, de soldar y de extrusionar - basta hacerlo pasar a través de una matriz para darle forma. Mediante este proceso de extrusión se obtiene toda la gama de nuestros robustos perfiles, a los que son soldadas las juntas.
Finstral apuesta por el PVC...
... porque se trabaja de forma fácil, con precisión y nos da libertad para crear nuevas formas y productos.

2 Siempre bonito de ver.Liso o grabado, fino o macizo, brillante o mate. Sea cual sea la idea, el trazo o el proyecto de un nuevo producto, con el PVC todo se convierte en realidad. Este material es fácil de moldear, colorear y conserva la forma y el color casi para siempre. Otra ventaja: a diferencia de muchos otros materiales, no es necesario tratar la superficie del PVC para protegerlo. Conserva su belleza y es duradero por naturaleza.
Finstral apuesta por el PVC...
... porque permite realizar soluciones estéticas ambiciosas y personalizadas.

3 Se renueva continuamente.El PVC es un perfecto material reciclable. Se puede volver a fundir o después de recogerlo y separarlo con mucha atención, se puede reutilizar directamente en producción, como hacemos nosotros en Finstral. Para que esto sea posible, los productos Finstral se proyectan de modo que el PVC se pueda separar al final de su larga vida como ventana. Es por este motivo que prescindimos, de forma consciente, de rellenar con espuma las cámaras de los perfiles, puesto que esto impediría una separación total de los materiales. Así, en nuestra propia planta de reciclaje surgen nuevos perfiles para nuevas ventanas Finstral.
Finstral apuesta por el PVC...
... porque se puede reciclar al 100 % de forma limpia y sencilla.

4 Resistente a todo.Una ventana no lo tiene fácil. Además de los caprichos del tiempo, como la lluvia, el sol, el viento y los cambios de temperatura, a veces tampoco está salvo de golpes e impactos... ya sea durante el montaje, en la obra o cuando los niños juegan al balón. Pero el PVC soporta todo esto sin inmutarse: es resistente a los actos vandálicos, a los impactos, a las inclemencias meteorológicas, no se deforma y es difícilmente inflamable.
Finstral apuesta por el PVC...
... porque tiene mucho aguante.

5 Inalterable en el tiempo. Mientras otros materiales, después de décadas, ya dan claras muestras de desgaste, el PVC sigue en perfecto estado. ¿Cómo lo consigue? En fin, al contrario que los materiales inorgánicos como el metal, el PVC es de naturaleza orgánica, es decir, contiene átomos de carbono. Esto le hace resistente a los ataques inorgánicos. Por eso es anticorrosivo y estable a los rayos ultravioletas.
Finstral apuesta por el PVC...
... porque soporta y es resistente a las adversidades y sigue tan bonito como siempre.

6 Nos hace estar bien.Desde el punto de vista de la salud, el PVC tiene una mala reputación fundada en prejuicios equivocados. ¡De forma injusta! En particular, el PVC rígido cumple todos los requisitos para que los espacios de nuestro hogar gocen de condiciones ambientales e higiénicas óptimas para nuestro bienestar. Al contrario de lo que se rumorea, no contiene plastificantes añadidos y no es peligroso para el ser humano. La total inocuidad del PVC queda patente en su uso en el campo médico para válvulas del corazón o en envases para alimentos.
Finstral apuesta por el PVC...
... porque contribuye a crear ambientes sanos y saludables.

7 Hermético cuando se necesita.En Finstral sabemos que el PVC tiene muchas cualidades óptimas... pero no es un buen conductor. Mientras el acero y el aluminio transmiten calor y frío, el PVC no los deja pasar. Una característica que se aprecia especialmente en los húmedos e inhóspitos días de noviembre o en las heladas noches de invierno, protegidos por una ventana perfectamente aislante gracias al núcleo de PVC. Una cualidad del PVC que ya se hace notable en la fase de producción es su soldabilidad. Esto permite crear esquinas herméticas al aire y el agua; y es un motivo más por el que Finstral apuesta por un núcleo de PVC en sus ventanas.
Finstral apuesta por el PVC...
... porque aísla perfectamente.
El material de nuestras vidas.
El material de nuestras vidas.
Materiales plásticos. Una historia de éxito.Una cosa está clara, la evolución de los materiales plásticos viene dictada por el hombre.
Son fabricados de forma sintéticas, es decir, que no se dan en la naturaleza en tal estado. Y si bien esto también puede decirse de la cera de las abejas o de la porcelana, los plásticos siempre se han considerado artificiales y sintéticos. En Finstral opinamos de manera algo distinta.

Para nosotros, el PVC es un material vivo, maleable, que nos convence una y otra vez con sus cualidades funcionales y estéticas. No hay nada de artificial en su éxito.
¿Está interesado en continuar con la lectura de nuestros artículos?
Descubra más aquí.
Siempre se trata en su totalidad.
Siempre se trata en su totalidad.
Una entrevista con el catedrático Andreas Hild para hablar de la relación entre las ventanas y los edificios, y de la idea de narrar historias a través de la arquitectura.