Händlerlinks
Modestia profesional.
¿Cómo piensan, construyen y planifican en Dierendonckblancke architecten de Gante? Una conversación con Alexander Dierendonck e Isabelle Blancke.
Modestia profesional.
“Arquitectura sin A mayúscula, eso es lo que simboliza Dierendonckblancke”, afirman Alexander Dierendonck e Isabelle Blancke. Tras estudiar arquitectura en el Sint Lucas Institut de Gante, ambos trabajaron en estudios de arquitectura de prestigio internacional como Stéphane Beel y Xaveer De Geyter en Bélgica o Christian de Portzamparc y Dominique Perrault en París. Es decir, en proyectos con A mayúscula.

De vuelta en Gante, en el año 2009 fundaron Dierendonckblancke architecten y emprendieron un nuevo rumbo. Se concentraron en proyectos más pequeños y cotidianos. Y tuvieron éxito. Ese mismo año fueron incluidos en Niche, una serie de microexposiciones en el centro cultural Bozar de Bruselas dedicadas a talentos emergentes en la arquitectura. Justo diez años después se les pudo volver a ver allí. Esta vez en Praxis, una exposición personal mostrada a continuación de la Bienal de Arquitectura de Sao Paulo. En el catálogo publicado con motivo de la exposición, el crítico de arquitectura Marc Dubois escribe: “Dierendonckblancke se caracteriza por una ‘modestia profesional’, contrastada con la búsqueda de un fuerte impacto visual en nombre de la creatividad.” En sus obras no hay grandes gestos arquitectónicos, ni materiales penetrantes ni adornos ostentosos. “Queremos construir para personas. Ese es nuestro principalobjetivo”, explica Alexander Dierendonck. Y esto puede tomarse en sentido literal. Entre los proyectos más importantes que ha realizado su estudio en la última década figuran colegios, residencias o viviendas sociales.

En Kasterlee construyeron un centro comunitario en el que los habitantes del pueblo pueden celebrar acontecimientos, juegan a cartas o ven obras de teatro. En la cercana Gierle, en el municipio de Turnhout, sustituyeron una antigua residencia para personas con discapacidad por nuevos edificios colocados en torno a una plaza y unidos entre sí por caminos. El aspecto humano de esta arquitectura permite proporcionar otro tipo de cuidados, por lo que este proyecto se considera una referencia arquitectónica para el sector sanitario de Flandes. En Gante acaban de finalizar el proyecto de viviendas sociales Nekkersput, que han diseñado en colaboración con L.U.S.T. Architecten. En él han renovado una edificio plurifamiliar existente de modo que los pisos han obtenido más luz, mejores vistas y un espacio exterior privado. Un lujo nada exagerado en tiempos del coronavirus.

¿Qué objetivo persigue su estudio?
Alexander Dierendonck e Isabelle Blancke: Queremos crear una arquitectura honesta y generosa que ofrezca una calidad de vida y ponga al usuario en el centro. Nuestro objetivo es que los habitantes puedan apropiarse de los espacios de diferente manera. Apreciamos más los elogios de los usuarios que los de los colegas profesionales.

Construyen para personas, ¿qué significa esto para la arquitectura?
Para la residencia de personas con discapacidad en Gierle diseñamos zonas de transición de modo que los residentes pudieran decorarlas ellos mismos y personalizarlas. La idea fue un éxito. Ter Heide, otra residencia, quiere ahora lo mismo. En Kasterlee, el salón del centro comunitario debía servir tanto para celebrar fiestas como ser una sala de teatro más íntima. Una vez resuelto este puzzle, de pronto se planteaban muchas más posibilidades para la comunidad local. En realidad, el proyecto de viviendas sociales Nekkersput se iba a demoler, pero se conservó gracias a nuestra recomendación. Hemos dado un respiro a las viviendas añadido ventanas más grandes y terrazas que aportan más luz y con ello una sensación de mayor amplitud.

¿Con qué materiales prefieren trabajar? Y ¿por qué?
No tenemos ninguna preferencia. Cada material tiene sus ventajas, dependiendo de cómo se utilice. El precio es un criterio importante. Por eso, a menudo trabajamos con bloques de hormigón. Estas son más económicas y están disponibles en diferentes formatos. Si se juega con ellos se obtiene un efecto gráfico que va más allá del mero efecto del material. Utilizamos únicamente materiales convencionales y no pedimos ninguna ejecución especial. Preferimos invertir en una mayor superficie o flexibilidad.
Modestia profesional.
Nekkersput, Gante (2020, Dierendonckblancke architecten) La reestructuración del proyecto de viviendas sociales aportó más luz y un espacio exterior a los 56 pisos. © Filip Dujardin
Modestia profesional.
Residencia, Gierle (2009, Dierendonckblancke architecten) A través de las grandes ventanas de los espacios comunes se puede ver el patio comunitario. © Filip Dujardin
¿Pragmático o poético? ¡Las dos cosas!
Lisa de Visscher, redactora jefa de la revista de arquitectura A+, ha charlado sobre cómo se consigue esto con seis estudios de arquitectura belgas.
Oda a la normalidad
Oda a la normalidad
Oda a la normalidad
El mundo de la arquitectura belga lleva años entusiasmando con extraordinarios edificios cotidianos sin estridencias. ¿Casualidad o actitud?
Las limitaciones como oportunidad.
Las limitaciones como oportunidad.
¿Cómo se piensa, construye y planifica en el estudio de arquitectura AHA de Bruselas? Una conversación con Aurélie Hachez.
Belleza funcional.
Belleza funcional.
¿Cómo piensan, construyen y planifican en FELT architecture & design de Gante? Una conversación con Jasper Stevens y Karel Verstraeten.
En diálogo con el lugar.
En diálogo con el lugar.
En diálogo con el lugar.
¿Cómo se piensa, construye y planifica en el estudio de arquitectura URA de Bruselas? Una conversación con Yves Malysse y Kiki Verbeeck.
Realidad soñada.
Realidad soñada.
¿Cómo piensan, construyen y planifican en architecten jan de vylder inge vinck de Bruselas? Una conversación con Jan De Vylder e Inge Vinck.