Aluminio

Los revestimientos de aluminio resultan especialmente elegantes y modernos gracias a sus superficies de alta calidad y a sus formas de líneas rectas. El aluminio ofrece una amplia gama de colores y superficies, además de ser especialmente resistente al calor y fácil de limpiar.
Seleccionar dimensión:
Planer_Aussen_Flaeche_Hand
Planer_Aussen_ES_Solo_Pos
Seleccionar Material
Revestimiento con aspecto madera
Revestimiento con aspecto madera
Colores especiales
Colores especiales
Colores puros
Colores puros
Seleccionar Material
Revestimiento con aspecto madera
Revestimiento con aspecto madera
Colores especiales
Colores especiales
Colores puros
Colores puros
Revestimiento con aspecto madera
Colores especiales
Colores puros
Ventajas
El aluminio es versátil.
El aluminio es versátil.
Los revestimientos de aluminio se pueden personalizar con numerosos efectos, superficies estructuradas y en diversas coloraciones. Y, como este ligero material no se deforma ni estando expuesto a un fuerte calor, es especialmente apropiado para los perfiles de colores oscuros.
El aluminio es duradero.
El aluminio es duradero.
Su gran resistencia a las inclemencias meteorológicas, como lluvia, calor o radiación ultravioleta, hace que el aluminio sea especialmente duradero en comparación, por ejemplo, con la madera.
El aluminio es robusto.
A pesar de ser ligero, el aluminio es extremadamente robusto y estable.
El aluminio es resistente a la intemperie.
El aluminio es resistente a la intemperie.
Sol, lluvia, tormentas, granizo y nieve... haga el tiempo que haga, el aluminio es realmente resistente. Por eso, nuestras ventanas conservan su estanqueidad y su forma. Esto lo comprobamos con regularidad en nuestro laboratorio de pruebas, por ejemplo, el ensayo de estanqueidad contra el golpe de la lluvia.
El aluminio es resistente al calor.
Ni siquiera las temperaturas extremas afectan al aluminio: este material ligero conserva su estabilidad hasta temperaturas de más de 500 grados. Esto es una ventaja, sobre todo, en el caso de colores oscuros, donde el PVC llega a sus límites.
El aluminio es fácil de cuidar.
El aluminio es fácil de cuidar.
Las ventanas con revestimiento de aluminio prácticamente no necesitan mantenimiento. No se tienen que pintar ni tratar. La superficie repele la suciedad, basta con pasarles un paño húmedo.
El aluminio es reciclable.
Balance ecológico positivo: el aluminio se puede reciclar al 100 por cien. Y esto utilizando muy poca energía. Como Finstral no utiliza perfiles rellenos de espuma, los materiales de las ventanas se pueden separar con facilidad.
Desarrollamos todos los perfiles nosotros mismos.
Todos los perfiles de aluminio se fabrican para nosotros de forma especial de acuerdo con nuestras especificaciones. De esta manera siempre se adaptan perfectamente entre sí.

Material

En la elección de los materiales para nuestras ventanas, no hacemos concesiones. Para el exterior de la ventana le ofrecemos dos materiales siempre de extraordinaria calidad: PVC y aluminio.